La atracción para los más atrevidos

2585605-850-1462687441-20160505_zaf_x99_038

En el 76º piso de un rascacielos en la ciudad china de Liuzhou. Se trata de un puente estrecho de vidrio a lo largo de la pared exterior del edificio por el cual puedes dar un paseo completo y, si te lo permiten los nervios, incluso quedarte inmóvil en el borde del puente a una altura de 300 metros sobre la ciudad. El ancho del puente es de tan solo 1,5 metros.