El Vaticano expulso de sus labores a un sacerdote que declaro estar orgulloso de ser gay y vivir con otro hombre. El portavoz del vaticano, El Padre Federico Lombardi califico de irresponsable dichas declaraciones.